Líneas de falla asiáticas para la guerra de Biden contra Rusia

Líneas de falla asiáticas para la guerra de Biden contra Rusia

El terremoto de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia ya se ha sentido de diferentes formas en Asia. La suposición de que Ucrania está en Europa y que el conflicto gira en torno a la seguridad europea es ilusoria.

Desde Kazajstán hasta Myanmar, desde las Islas Salomón hasta las Islas Kuriles, desde Corea del Norte hasta Camboya, desde China hasta la India, Pakistán y Afganistán, aparecen fallas.

Sin duda, las potencias no regionales tuvieron un papel en la recientemente fallida Revolución de Color para derrocar al gobierno establecido en Kazajstán, un espacio geopolítico muy disputado de dos tercios del tamaño de India, que limita con China y Rusia, los archirrivales de Washington. Gracias a la rápida intervención rusa, con el apoyo de China, se evitó el cambio de régimen.

Asimismo, el proyecto angloamericano de involucrar a Myanmar, fronterizo con China, en una insurgencia armada se ha visto obstaculizado por la falta de un refugio seguro en la región nororiental de la India y por una aparente alineación de intereses entre los países vecinos en la estabilidad de Myanmar.

En comparación, la línea de falla de Corea del Norte ha empeorado. Corea del Norte se está moviendo según su propio cronograma y puede haber decidido que la crisis de Ucrania proporciona una cobertura útil a medida que aumenta su programa de pruebas. Pyongyang apoya abiertamente la operación especial de Rusia en Ucrania, comentando que “la causa fundamental del incidente de Ucrania radica en la tiranía y la arbitrariedad de Estados Unidos, que ignoró los legítimos llamamientos de Rusia a las garantías de seguridad y solo buscó el dominio mundial y el dominio militar”. sus campañas de sanciones”.

El objetivo de Corea del Norte es mejorar su seguridad e influencia aumentando la calidad y cantidad de sus capacidades de disuasión y fortaleciendo su posición negociadora.

En otro nivel, la crisis de Ucrania ha agregado una nueva urgencia a los esfuerzos de EE. UU. para desarrollar nuevos socios asiáticos. Pero Washington enfrentó vientos en contra y tuvo que posponer indefinidamente una cumbre especial con los 10 estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que inicialmente estaba programada para fines de marzo. No se ha propuesto una nueva fecha, aunque EE. UU. ha exagerado la cumbre como una “máxima prioridad”.

READ  Tres gráficos que explican el estado de la economía india | India últimas noticias

Mostrando algo de enfado, Washington ha sancionado a Camboya, que actualmente ocupa la presidencia de la ASEAN. Está claro que los países del sudeste asiático están ansiosos por ponerse del lado de Estados Unidos y China o criticar a Rusia.

El fuerte deterioro de las relaciones de Japón con Rusia es quizás la consecuencia más directa de la crisis de Ucrania en Asia hasta la fecha. Es un desarrollo injustificado en la medida en que Tokio simplemente ha hecho un trabajo de cortar y pegar, copiando todas las sanciones de Estados Unidos contra Rusia (incluso contra el presidente Putin). El primer ministro Kishida destruyó arbitrariamente lo que su predecesor Shinzo Abe había cultivado cuidadosamente como una relación amistosa y cordial.

Japón ahora se refiere explícitamente a la “ocupación” rusa de las islas Kuriles, algo que no hizo en el pasado. Moscú respondió clasificando a Japón como un país “antipático”. Sin embargo, hasta hace poco, los analistas estimaban que Rusia y Japón tenían intereses idénticos en obstruir las ambiciones de China en el Ártico y, por lo tanto, avanzaban hacia la resolución de su disputa sobre Kuriles.

Baste decir que los motivos de Kishida para un giro abrupto para convertir a Kuriles en un punto crítico potencial en las relaciones con Rusia, por decir lo menos, deben atribuirse a la estrategia más amplia de EE. UU. para aislar a Rusia.

Mientras tanto, también surgió un desarrollo contradictorio en el desafío de China a la estrategia de cadena de islas de EE. UU. en el Pacífico occidental al negociar un nuevo acuerdo de seguridad con las Islas Salomón. Este desarrollo revolucionario podría tener graves consecuencias y está seriamente relacionado con el problema de Taiwán. Se dice que Biden enviará a un alto funcionario de la Casa Blanca a las Islas Salomón para frustrar el acuerdo con China.

La administración Biden ahora está redoblando los esfuerzos de India para reducir también sus relaciones con Rusia. Esto se convierte en una falla en la asociación estratégica entre Estados Unidos e India. Lo que debería desagradar particularmente a Washington es la posibilidad de que India continúe su cooperación comercial y económica con Rusia en monedas locales. De hecho, China e India adoptaron una posición algo similar sobre la crisis de Ucrania.

READ  Jharkhand y Uttar Pradesh logran una victoria en las semifinales

Dado el tamaño de la economía china y el alto potencial de crecimiento de la economía india, su tendencia a superar al dólar será un factor determinante para el rumbo de otros países. Rusia, que ha sido objeto de sanciones occidentales, pidió al grupo BRICS de economías emergentes que amplíe el uso de las monedas nacionales e integre los sistemas de pago.

Baste decir que el “dólar armado” y el movimiento abrasivo de Occidente para congelar las reservas de Rusia están congelando la columna vertebral de la mayoría de los países en desarrollo. ¡Nepal accedió a ratificar el acuerdo de MCC después de amenazar a un funcionario estadounidense de rango medio!

No hay ninguna razón razonable por la que la OTAN deba convertirse en el proveedor de seguridad de la región de Asia. Por eso el futuro de Afganistán es tan importante. No hay duda de que el cambio de régimen en Pakistán está relacionado, al menos en parte, con Afganistán. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia reveló ciertos detalles de la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Pakistán y su presión sobre el ex primer ministro Imran Khan.

Pero el tiempo demostrará cuán realistas son las expectativas de Washington de incluir a Pakistán en la órbita estadounidense y convertirlo en una alternativa a los beneficios del régimen talibán en Afganistán. Rusia y China están trabajando para garantizar que la puerta al regreso de la OTAN a Afganistán permanezca cerrada. Han socavado los esfuerzos recientes de Washington para cooptar a los líderes talibanes en Kabul. (Ver mi blog Estados Unidos compite entre los países de la región en la carrera por Kabul.)

El mensaje que surge de la reciente reunión de cancilleres sobre el “problema afgano entre los vecinos de Afganistán” en Tunxi, China, es que en la transición de ese país del caos al orden, los países de la región esperan desempeñar un papel de liderazgo. Por lo tanto, los estados regionales han definido progresivamente su distancia del excepcionalismo de Occidente, adoptando en cambio un camino convincente a través de un compromiso constructivo. Él declaración conjunta Estrenado en Tunxi refleja este nuevo pensamiento.

READ  Trump rally Texas: el ex presidente se burla de la candidatura presidencial, cuelga los indultos del 6 de enero

Los acontecimientos relacionados con Afganistán proporcionan una indicación de que los países de la región se resistirán a cualquier intento de imponer la hegemonía occidental en Asia. La mayoría de los países asiáticos han tenido experiencias amargas con el colonialismo en su historia. (Ver mi blog El dilema de la India sobre Occidente frente a Rusia)

Aunque los analistas estadounidenses subestiman esto, el hecho es que el conflicto en Ucrania afectará en gran medida al “siglo asiático”. Estados Unidos está decidido a convertir a la OTAN en una organización de seguridad global que actuará fuera del ámbito de las Naciones Unidas para hacer cumplir el “orden basado en reglas” en Occidente.

El desesperado impulso occidental para debilitar a Rusia e inclinar el equilibrio estratégico mundial a favor de Estados Unidos tiene como objetivo allanar el camino hacia un orden mundial unipolar en el siglo XXI. en los últimos días EntrevistaHal Brands, Profesor Distinguido Henry Kissinger de Asuntos Globales en la Universidad Johns Hopkins, considera que la estrategia estadounidense detrás de la guerra en Ucrania tiene mucho sentido:

“Bueno, ha habido un debate durante mucho tiempo en los Estados Unidos sobre si debemos priorizar o tratar la competencia con Rusia o China en pie de igualdad. Y ese debate ha estallado nuevamente en el contexto de esta guerra. Creo que lo que guerra indica, con Eso es, la mejor manera de presionar a China, que es el más peligroso y el más poderoso de los dos enemigos, es en realidad asegurar que Rusia sea derrotada y que sus objetivos en esta guerra no se logren. , porque eso dará como resultado que Rusia sea más débil y menos capaz de ejercer presión sobre los Estados Unidos y sus aliados en Europa, y por lo tanto menos útil como socio estratégico para Beijing.

“Estados Unidos simplemente no puede evitar el hecho de que tiene que contener tanto a Rusia como a China simultáneamente”.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

ACTUALIDADYMODA.COM NIMMT AM ASSOCIATE-PROGRAMM VON AMAZON SERVICES LLC TEIL, EINEM PARTNER-WERBEPROGRAMM, DAS ENTWICKELT IST, UM DIE SITES MIT EINEM MITTEL ZU BIETEN WERBEGEBÜHREN IN UND IN VERBINDUNG MIT AMAZON.IT ZU VERDIENEN. AMAZON, DAS AMAZON-LOGO, AMAZONSUPPLY UND DAS AMAZONSUPPLY-LOGO SIND WARENZEICHEN VON AMAZON.IT, INC. ODER SEINE TOCHTERGESELLSCHAFTEN. ALS ASSOCIATE VON AMAZON VERDIENEN WIR PARTNERPROVISIONEN AUF BERECHTIGTE KÄUFE. DANKE, AMAZON, DASS SIE UNS HELFEN, UNSERE WEBSITEGEBÜHREN ZU BEZAHLEN! ALLE PRODUKTBILDER SIND EIGENTUM VON AMAZON.IT UND SEINEN VERKÄUFERN.
ActualIdadyModa.com